Métodos para encontrar empleo: ETTs y Puerta fría

Autora del Post

Estíbaliz Aybar Luque – Software Developer and Web Designer.
Aquí podéis ampliar más información sobre mi Perfil profesional.


Si la semana pasada, en nuestro bloque de métodos para conseguir un trabajo, hablábamos de las Redes Sociales profesionales y los portales de empleo, hoy, en el último artículo del año, trataremos los dos métodos más difíciles: Las ETTs y la puerta fría.

ETTs

Esta opción de búsqueda de empleo suele ser bastante pasivo a mi entender. Entregamos nuestro currículum a una empresa que se encarga de comunicar a sus clientes de que disponen de personas con perfiles aptos para el puesto de trabajo que ofertan.

Digamos que nos convertimos en un número. No tenemos identidad más allá de nuestro currículum. No conocemos a los clientes con los que trabajan, por lo que no podemos entregar directamente nuestra candidatura a las empresas receptivas.

Las ETTs suelen cubrir puestos de trabajo temporales. Son ellas las que nos contratan. Al no cumplir con un asesoramiento para el cliente (empresa), no suelen colocar perfiles profesionales muy específicos.

Esta es una buena opción cuando hemos agotado las demás. Antes de continuar, mencionar que debemos distinguir entre las ETTs y las consultoras. Las consultoras dan un servicio integral a empresas, pero eso lo veremos más adelante.

PUERTA FRÍA

Puerta Fría (Autocandidatura)

Este es el método por excelencia. Llamamos “puerta fría” a la autocandidatura, o lo que es lo mismo, ofrecer nuestros servicios a una empresa que no los requiere. Es como cuando un vendedor toca a nuestra puerta para vendernos la última enciclopedia, o nos llama la chica de las compañías de móviles para ofrecernos la última oferta que ha salido. ¿Estamos receptivos a comprarla / escucharla? No, porque si la necesitamos, seremos nosotros quienes vayamos a adquirirla a un establecimiento.

Siempre digo a mis alumnos que cuando vayan a usar este método en exclusiva piensen en la cantidad de impactos (puertas) a las que deben llamar para conseguir un trabajo. Dedicar todo nuestro tiempo a este método es un desperdicio de tiempo y energía.

Por favor, optimicémosla. Si queremos usar este método, usémoslo, pero que no se base en él nuestra estrategia de búsqueda de empleo. Combinémoslo con otros métodos para completarlos. Estudiemos qué empresas hay, a qué se dedican, si llevan mucho tiempo, si han abierto una sede, si han modificado sus servicios,… Estudiemos, estudiemos y estudiemos para que, cuando abran la puerta, tengamos algo que decir y no nos limitemos a entregar nuestro currículum.

Este método es el más costoso en tiempo y esfuerzo.

En el primer artículo del año 2017, publicado el martes que viene, hablaremos sobre los Colegios Profesionales y los Centros Educativos en los métodos para la búsqueda de empleo.