Métodos para encontrar empleo: Redes Sociales y portales

Autora del Post

Estíbaliz Aybar Luque – Software Developer and Web Designer.
Aquí podéis ampliar más información sobre mi Perfil profesional.


En el artículo anterior tratamos, dentro de los métodos para conseguir un empleo, los eventos profesionales, las bolsas de empleo y los contactos. Hoy, siguiendo con el mismo bloque, veremos las Redes Sociales y los portales de empleo.

REDES SOCIALES PROFESIONALES

métodos para conseguir un empleo

Cuando comenzamos en el mundo laboral y aún no tenemos experiencia es complicado tener una red profesional. No sabemos por donde empezar. Siempre les comento a mis alumnos que el principio es darse a conocer, y que mejor manera que hacerlo creando una red de contactos profesionales. Todos somos comerciales en potencia. Unos vendemos productos o servicios de las empresas en las que trabajamos. Pero todos, en algún momento, hemos tenido que comercializar con nuestro trabajo.

Hoy en día existen herramientas en Internet, como LinkedIn o Womenalia, que acercan a profesionales de distintos sectores. Por mi experiencia puedo decir que son muy efectivas, pues ya no es solo que contactemos con otros profesionales de nuestro área, sino que, y esto es lo más importante, podemos hacerlo con los departamentos de Recursos Humanos de las empresas.

Imaginemos poder comunicarnos directamente con el personal de contratación, sin pasar por los intermediarios (personal de recepción, secretaria, etc.) provocando al final la pérdida de nuestro currículum. Por no mencionar, que en muchos casos no obtenemos feedback. En definitiva, perdemos oportunidades. Además si la empresa no precisa de personal, nuestro CV se archivará en el mejor de los casos. Sin embargo, nunca hay que despreciar ningún método para conseguir un puesto de trabajo.

Os animo a que os registréis en las principales Redes Sociales Profesionales y comencéis a tejer vuestra propia red profesional de contactos. Pronto veréis sus frutos.

PORTALES DE EMPLEO

Portales de Empleo

Los portales de empleo son, hoy por hoy, el método más utilizado y, por ende, en el que más competidores vamos a tener. Mi manera de enfocarlo es leer las ofertas de empleo e inscribirme, pero no me conformo con sólo eso. Después hago una lista de todas las ofertas de mi interés y me dedico a enviar solicitudes por otros medios (correo, llamadas, personarme en sus instalaciones,…). Lo que intento es hacerme notar.

Es muy cómodo pulsar un botón para inscribirnos en una oferta, pero nuestra candidatura pasará desapercibida, a menos que tengamos un currículum sobresaliente. En la mayor parte de los casos no será así.

Hagámonos notar, interesándonos por la empresa. Estudiemos a nuestro “enemigo”. Aliémonos y conozcámoslo. De esta forma, puede que incluso detectemos una necesidad o una debilidad en la empresa y podamos usarla a nuestro favor en la entrevista. Hacer una autocandidatura ofreciendo soluciones a un problema hará que nos tengan en cuenta por encima de los demás.

Esta es una tarea a veces tediosa si nos inscribimos en muchas ofertas. Mejor, seleccionemos aquellas que realmente nos interesen y vayamos a por todas. Recuerdemos que el que mucho abarca, poco aprieta.

La próxima semana vamos a ver las Empresas de Trabajo Temporal (ETTs) y la puerta fría.