Buscar apoyos para nuestra candidatura en la búsqueda de empleo

Autora del Post

Estíbaliz Aybar Luque – Software Developer and Web Designer.
Aquí podéis ampliar más información sobre mi Perfil profesional.


Ya hemos acabado el bloque de los métodos para encontrar empleo, pasando a hablar esta semana de como buscar apoyos para nuestra candidatura en la búsqueda de empleo.

Bien sea para el presente o para el futuro, lo importante que es tener una buena red de contactos. Los contactos han de mantenerse, cuidarse e incrementarse. De esta manera podemos ampliar nuestro radio de acción a esas empresas en donde realizan su actividad profesional dichos contactos, por varias razones:

Buscar apoyos para nuestra candidatura en la búsqueda de empleo

El boca a boca

Sabemos como un buen o mal comentario puede abrirnos o cerrarnos las puertas a una oportunidad. Si esto lo aplicamos al trabajo es aún mayor, ya que el empresario no pierde sólo su tiempo, sino también su energía y dinero, lo que puede afectar a la productividad de su empresa.

Por eso, una buena referencia nos puede facilitar mucho las cosas. No olvidemos también que una referencia de este tipo puede trascender en el tiempo. ¿Has escuchado alguna vez la expresión “cría fama y échate a dormir”? A eso me refiero. Cuidemos nuestras relaciones en el ámbito profesional. Mostremos a todo el mundo que vale la pena apostar por nosotros, dedicar tiempo a nuestra formación, que nos esforzamos, que nuestro trabajo da frutos, que trabajamos bien, que somos responsables sin que esto trascienda a nuestra vida personal y nos convertiremos en un carta interesante de tener en la manga.

Nunca sabemos a donde puede llegar un mal comentario. Ahorrémoslos. Nos hacemos un flaco favor y seguramente solo le interesa a la gente que puede usarlo en nuestra contra. Aprendamos a tener secretos!!!

Mejor un conocido

Si nos ponemos en la piel del empresario todo es más fácil de entender. Imaginemos que tenemos una empresa o negocio. Imaginemos también que esa empresa o negocio es nuestra casa, y que tenemos que contratar a una asistenta. ¿Qué es lo que buscamos? Una persona que sea limpia, trabaje bien, que no haya que estar encima de ella, que podamos dejarle las llaves de NUESTRA CASA, que sea discreta con nuestra intimidad,… Ahora imaginemos una conversación entre un amigo y nosotros. Nuestra amistad nos dice que conoce a alguien que puede resultar interesante para el puesto. Mencionamos que hemos publicado una oferta de trabajo para ese servicio. ¿Tendríamos en cuenta la información que esa persona nos está diciendo? ¿Nos resultaría atractiva la idea de incluir ese posible candidato en el proceso de selección? ¿Creemos que ese candidato jugaría con una ventaja adicional frente al resto de candidatos? Si tenemos confianza con ese amigo, es posible que nos mostremos más abiertos a ese candidato que nos menciona.

Volviendo a la realidad, tener un empleado que nos aconseja un candidato para el puesto que ofertamos siempre tendrá más peso o valor que aquella persona que opta a dicho puesto y del cual no tenemos ninguna referencia. De alguna manera, nos garantiza que ese candidato puede encajar mejor en el puesto de trabajo y contamos con la “seguridad” de que si esa persona apuesta por él, nosotros también podemos hacerlo. En definitiva, nos da más confianza.

Conocimiento interno

Como en el caso anterior, tener un amigo, familiar o conocido que nos pueda acercar a la empresa para un posible puesto es mejor que hacerlo por las vías tradicionales. Contamos también con la experiencia de esa persona y conocimiento interno de la empresa.

Muchas veces, pueden existir empresas que no se publicitan, no aparecen en las guías, o son poco conocidas. Que podamos contar con la ventaja que supone tener un “infiltrado” frente a nuestros oponentes, es un punto a favor.

El próximo martes veremos cómo hacer contactos que nos ayuden en nuestra búsqueda activa de empleo.